Felipe Criado Ver más grande

Felipe Criado

11

Nuevo

Dibujo sobre papel

Medidas :33 x 24 cm

Más detalles

1 Elemento

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

450,00 €

Más

Felipe Criado nació en Gijón en 1928 y falleció en A Coruña en 2013.

Aunque no nació en Galicia, puede considerarse a todos los efectos un artista gallego ya que desarrolló en esta comunidad toda su actividad creativa. Llegó a Galicia cuando contaba doce años. Vivió en Galicia desde el año 1940, primero en Ourense y Santiago, y a partir de 1967 en A Coruña. La Guerra Civil le obliga a ser testigo de un acontecimiento, el bombardeo de Santander por la aviación de la Legión Cóndor, que resultará una experiencia traumática para el pintor. En 1945 inicia una larga inactividad a causa de una tuberculosis. Conoce al maestro Asorey, quien le brinda su amistad, su estímulo y su taller, circunstancia decisiva para su posterior dedicación a la plástica y a los estudios de Anatomía Artística. En 1954 ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde recibe clases de profesores, como Joaquín Valverde, Lafuente Ferrari, Francisco Soria y Ramón Stolz, y donde tiene como compañeros a otros importantes pintores como Lucio Muñoz, Amalia Avia, Antonio López, María Moreno, Zarco, Alcorlo e Isabel Quintana.

Fue responsable de un estilo muy personal que, aunque abierto a diferentes exploraciones y con variaciones constantes a lo largo de su vida, se identifica con facilidad en todas sus obras, sean pictóricas, murales, cerámicas, grabados y, particularmente dibujo. El dibujo fue una fortaleza especial del artista, que destaca como uno de los grandes dibujantes del arte español del último tercio del siglo XX, y como tal está presente en toda su obra. Ha realizado alrededor de dos millares de obras pictóricas, aunque el número de ellas que ha aflorado en su catálogo razonado es 1077. Autor de murales, grabados, dibujos y diseñador de piezas de cerámica, en colaboración con "O Castro", sus obras figuran en los fondos de los más importantes museos y colecciones de España, entre ellas la Pinacoteca de la Universidad de Santiago, Museo do Pobo Galego, Pinacoteca de la Academia de Bellas Artes, Salomon by Company de Londres, Centro de Arte Contemporáneo de Galicia, Museo Provincial de Lugo, Instituto Cervantes y Parlamento de Galicia. Su obra pictórica ha sido recogida en un libro publicado por la Diputación de A Coruña: Antón Castro, José Luis Rodríguez y María Alonso Lescún (2014), Felipe Criado. Inicio de catálogo razonado, 1952-2012.

Era miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes. Obtuvo diversos galardones, como la medalla de plata de la Exposición Trienal de pintura, escultura y grabado de Santiago. Defensor acérrimo de la inocencia y el vitalismo, Felipe Criado se caracterizó por la exploración profunda de todas las gamas cromáticas, el tratamiento vívido de los colores y su combinación armoniosa, aunque en su paleta predominaron colores diferentes según su fase estilística. Después de unos primeros años centrados en la pintura de paisajes, se centró fundamentalmente en la figura humana, algo en lo que afloraba su experiencia como titular de una cátedra de dibujo de original temática y hoy desaparecida: “Anatomía Artística y dibujo de la figura humana en movimiento”. "Quizá por eso", decía, "he trabajado mucho la figura, pero también el paisaje con figura y sobre todo la figura femenina. He pintado mucho el desnudo, pero más que preocupado por la belleza en si misma, estoy preocupado por el mundo femenino. En este aspecto la contemporaneidad ha venido a darme la razón, pues cuando en España era casi un pecado hacer un desnudo, yo ya los hacía. Hoy nadie se escandaliza de nada y vive un erotismo intenso y sano". Algo parecido decía de la abstracción, habiéndose revelado siempre contra la moda que, en beneficio de la abstracción, censuraba toda la figuración como academicista y tradicional. En su pintura figurativa sigue reapareciendo el paisaje e incluso toques de abstracción, del mismo modo que en sus primeros años de pintor del paisaje estaba ya presente una figuración rotunda y muy plástica.

En su obra predomina sobremanera el color ocre, "desde que vi en mi primera visita al Museo del Prado el cuadro La sagrada familia de Rafael, que tiene el manto de San José en unos ocres dorados asombrosos". Era un apasionado de las obras del Greco, Zuloaga y Benjamín Palencia, pintores que tuvieron una original influencia en su obra. Definía su estilo como "producto de la emoción personal" y creía que "pintura y poesía están íntimamente ligadas. El crítico ideal de la pintura es el poeta, que no tiene conocimientos técnicos, pero tampoco los tienen muchos críticos". De hecho Felipe Criado ha legado numerosos escritos en colaboraciones de prensa, discursos y semblanzas, mostrando un estilo muy poético que tiene en las palabras concomitancias claras con su estilo artístico.

Fuente http://galegos.galiciadigital.com/

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Felipe Criado

Felipe Criado

Dibujo sobre papel

Medidas :33 x 24 cm

Escribe tu opinión